Resumen
Los autores describen un estudio seroepidemiológico transversal de la brucelosis bovina que se llevó a cabo entre septiembre de 2005 y marzo de 2006 en tres zonas agroecológicas bien delimitadas de Oromia Central (Etiopía). Aplicando un método de muestreo por conglomerados en una sola etapa, se seleccionaron un total de 176 grupos (explotaciones agrícolas) y 1.238 animales: 59 grupos y 423 ejemplares de las tierras bajas; 58 grupos y 385 animales de zonas situadas a media altitud; y 59 grupos y 430 animales de las tierras altas. Se extrajeron muestras séricas a un total de 1.238 animales de más de seis meses de edad, muestras que fueron sometidas a las pruebas de aglutinación en placa de rosa de bengala, como método de detección, y de fijación del complemento, como técnica de confirmación de seropositividad por Brucella. Además, se pidió a las 176 familias que respondieran a un cuestionario para obtener información sobre la explotación y el ganado. Los resultados ponen de manifiesto una tasa global de seroprevalencia en los animales del 2,9% (baja): un 4,2% en las tierras bajas, un 1,0% a media altitud y un 3,4% en las tierras altas. Cuantificada para los rebaños, la seroprevalencia global resultó del 13,6% (moderada), con la distribución siguiente: 17% en las tierras bajas, 5,1% a media altitud y 18,6% en las tierras altas. El análisis de regresión logística reveló que tanto la raza de bovinos como los métodos utilizados normalmente para eliminar los fetos abortivos y las membranas fetales tenían una influencia estadísticamente significativa en la seroprevalencia de los animales (p < 0,05). En las tierras bajas, la raza (p < 0,05), los métodos zootécnicos (p < 0,05) y de apareamiento (p < 0,05), el tamaño del rebaño (p < 0,05) y el origen de los bovinos de reemplazo (p < 0,05) eran otros tantos factores que tenían efectos estadísticamente significativos sobre la seroprevalencia en los animales.
 
Palabras clave
Bovinos – Brucelosis – Brucelosis bovina – Etiopía – Oromia – Seroprevalencia – Sistemas agroecológicos.