Las zoonosis emergentes pueden surgir en cualquier lugar del mundo y acarrear graves consecuencias. La interdependencia de personas y animales y los numerosos factores que condicionan esa relación se han combinado para crear un terreno propicio a la aparición de patógenos zoonóticos. Las recientes epidemias de SRAS, virus “West Nile” o influenza aviar demuestran la importancia de las enfermedades emergentes en todo el mundo y el relevante papel de los servicios veterinarios a la hora de prevenir, detectar, diagnosticar, vigilar y atajar esas enfermedades y llevar a cabo la labor de investigación necesaria para hacerles frente. Por otra parte, las zoonosis emergentes de importancia para la salud pública también encierran un aleccionador mensaje sobre los estragos socioeconómicos y comerciales que las enfermedades de este tipo pueden causar.

Esas recientes epidemias también han puesto de relieve la importancia de forjar nuevas y más eficaces relaciones de colaboración con las administraciones y los servicios de salud pública. Las zoonosis emergentes son un importante recordatorio de las funciones y responsabilidades que nos incumben como profesionales de la sanidad animal y de nuestra obligación de velar por la mejora de la salud y el bienestar públicos.

En este número de la Revista se describen y explican una serie de importantes zoonosis emergentes, así como los factores que han provocado su aparición y que obligan a los servicios veterinarios nacionales y a la propia OIE a mostrarse más tenaces y resolutivos que nunca ante esta nueva y grave problemática actual. Los autores insisten asimismo en los peligros derivados de la adaptabilidad continua de los patógenos y su capacidad para sobrevivir, infectar a poblaciones animales y humanas y moverse después con rapidez en el interior de esas poblaciones.