Los autores hacen un examen y un resumen de los Servicios Veterinarios en la República de Corea y Japón. Para hacer frente a la demanda en continuo aumento de los Servicios Veterinarios, ambos países han desplegado esfuerzos constantes con miras a desarrollar estos Servicios, que actualmente solo disponen de un número limitado de personal gubernamental. Para superar algunos de los problemas asociados al comercio internacional, como por ejemplo los focos de fiebre aftosa y de peste porcina clásica, las Autoridades de la República de Corea estudian reforzar los servicios de cuarentena combinando el Servicio Nacional de Cuarentena e Investigación Veterinaria y el Servicio Nacional de Cuarentena Vegetal del Ministerio de Agricultura y Forestal (MAF). En el campo de los servicios de salud pública veterinaria, la República de Corea y el Japón poseen distintas estructuras organizativas. En la República de Corea, todos los Servicios Veterinarios, incluida la salud pública veterinaria, se mantienen dentro del Ministerio de Agricultura; mientras que en el Japón, el Ministerio de Agricultura, Forestal y Pesca (MAFF) se encarga de los servicios generales de producción y sanidad animal, y el Ministerio de Salud, Trabajo y Asuntos Sociales (MHLW), de la seguridad de los productos de origen animal, la intoxicación alimentaria y la prevención y control de zoonosis, tales como la rabia y la fiebre Q. Tras el incidente de encefalopatía espongiforme bovina ocurrido en Japón en 2001, las Autoridades emprendieron una revisión exhaustiva de los Servicios Veterinarios, centrándose en particular en la seguridad de los alimentos. Se propuso entonces una reorganización de la estructura administrativa, que se completará a finales de 2003. Con sujeción a la aprobación de la Dieta (Cámara de Consejeros), en la oficina ministerial se creará una “Comisión de seguridad sanitaria de los alimentos” que efectuará los análisis de riesgos relativos a los alimentos; la gestión de riesgos estará a cargo del ministerio pertinente, es decir, de Agricultura o de Salud. Además, la División de Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura se trasladará del Departamento de Industria Pecuaria a un nuevo “Departamento de Seguridad del Consumidor”, donde asumirá responsabilidades adicionales en materia de control sanitario de los peces y de control de seguridad de los alimentos animales.