La peste de pequeños rumiantes (PPR) es una enfermedad vírica febril, que afecta a caprinos y ovinos y se caracteriza por la presencia de secreciones nasales y oculares mucopurulentas, estomatitis necrosante y erosiva, enteritis y neumonía. Es endémica en la India, y cada año es causa de enormes pérdidas económicas debido a las elevadas tasas de mortalidad y morbilidad en ovinos y caprinos infectados. Los autores estudian los informes sobre 58 brotes de PPR confirmados por pruebas de laboratorio y presentan además en detalle la prevalencia de anticuerpos al virus PPR en 4.407 muestras séricas de pequeños rumiantes. La mayoría de las muestras clínicas utilizadas en el estudio procedían del norte y el centro de la India, mientras que las muestras séricas empleadas para la detección de anticuerpos venían también de otras muchas regiones del país. Es posible, sin embargo, que dichas muestras no sean verdaderamente representativas de la población total de pequeños rumiantes. Se utilizaron kits de diagnóstico basados en anticuerpos monoclonales y fabricados en el país para detectar antígenos del virus PPR (ensayo inmunoenzimático [ELISA] indirecto) y para detectar anticuerpos (ELISA de competición). Los resultados parecían indicar que los brotes infecciosos eran más graves en los caprinos que en los ovinos. Los brotes eran más frecuentes entre los meses de marzo y junio (51,7%) que durante el resto del año. La prevalencia de anticuerpos en pequeños rumiantes en la India, estimada a partir del cribado de 4.407 muestras séricas, se cifraba en 33% (con un intervalo de confianza del 95%: 32,3% a 33,7%). Este parámetro dependía de la especie (ovinos o caprinos), el grupo de edad y la región geográfica. La proporción de ovinos infectados respecto a la población total (36,3%) era mayor que en el caso de los caprinos (32,4%). Por lo que respecta al grupo de edad, la distribución y prevalencia de anticuerpos indicaba que la exposición al virus PPR se producía a una edad más temprana en los caprinos que en los ovinos, lo que lleva a pensar que tal vez los primeros sean más susceptibles a la infección. En la parte sur y suroeste del país se observó un mayor número de casos positivos (30%-60%) que en el norte de la India (10%-30%). Es posible establecer correlaciones entre estos resultados y las diferencias en las técnicas de producción ovina y caprina en distintas regiones geográficas, la topografía de cada estado y la situación socioeconómica de cada explotador indio.