Resumen (continuación)
Gracias a todas estas iniciativas, respaldadas por organizaciones regionales e internacionales, en 2011 la enfermedad quedó por fin erradicada. Según las estimaciones, basadas en el valor económico de las pérdidas de productos ganaderos evitadas gracias a la reducción de los casos de enfermedad, la PARC deparó entre 581 000 y 35 433 000 Ecus (unidades de cuenta europeas) de beneficios. En la actualidad el mundo está preparado para evitar toda liberación accidental o deliberada de las muestras infecciosas de virus de la peste bovina que aún se conservan en centros de investigación y diagnóstico de todo el planeta.