Resumen (continuación)
Aunque la secuenciación de próxima generación constituye un método exento de sesgos para detectar secuencias víricas, adolece de una menor sensibilidad que la PCR convencional, exige una considerable capacidad de gestión informática de datos biológicos y tiene un costo prohibitivo, por lo que no suele aplicarse en las regiones del mundo que están más expuestas a la aparición de enfermedades zoonóticas. La PCR de consenso, en cambio, reposa en técnicas habituales y muy extendidas, ofrece mayor sensibilidad que la secuenciación de próxima generación y también ha sido utilizada para identificar virus nuevos en personas o animales salvajes y domésticos, si bien solo permite detectar las secuencias genéticas «diana» conservadas de entre todos los grupos conocidos de virus. El uso de la PCRc, combinado con la secuenciación de próxima generación y técnicas serológicas cuando sea posible, puede ofrecer un potente método para identificar con rapidez los agentes etiológicos de un brote y caracterizar el viroma de los principales animales salvajes de los que se sabe que son portadores de virus zoonóticos. Los autores pasan revista a las técnicas de descubrimiento de patógenos que se utilizan actualmente en los programas de vigilancia sanitaria y zoosanitaria y exponen las dificultades que presenta el uso del descubrimiento de virus para identificar nuevos patógenos zoonóticos.