Resumen (continuación)
Los planificadores deben, por ejemplo, sopesar los beneficios derivados de un reglamento que aporte mayor certidumbre epidemiológica en relación con los costos que entrañe su aplicación para productores y familias. La forma en que costos y beneficios se distribuyan entre organismos públicos y personas físicas puede influir sustancialmente en los niveles de eficiencia económica y equidad de una política, con independencia de su magnitud total.