Resumen (continuación)
Existen vacunas a base de parásitos T. parva y T. annulata vivos que han sido empleadas con cierto éxito sobre el terreno. No obstante, la fabricación y distribución de esas vacunas presentan limitaciones de orden práctico que han obstaculizado su aplicación generalizada. Las investigaciones sobre la respuesta inmunitaria de los bovinos han ayudado a desentrañar las respuestas inmunitarias que confieren protección, y actualmente se está estudiando el uso de una serie de antígenos parasitarios para obtener vacunas alternativas.