Resumen (continuación)
Los autores se centran en los dos patógenos más importantes: A. marginale, causante de la anaplasmosis bovina, y A. phagocytophilum, causante en los ovinos de una fiebre transmitida por garrapatas y en el hombre de anaplasmosis granulocítica, enfermedad humana emergente que también se transmite por garrapatas. En ambos patógenos, la diversidad entre cepas es mucho mayor de lo que anteriormente se había observado. Se ha descubierto que las PPS son útiles para los estudios filogenéticos y la caracterización de las cepas, y también se ha observado que las PPS muy conservadas afectan a la especificidad de las técnicas de prueba serológica. La comparación entre estos dos importantes patógenos pone de manifiesto las dificultades y los nuevos conocimientos que han traído consigo la reclasificación y el análisis molecular, que a su vez tienen repercusiones en la concepción y evaluación de estrategias de diagnóstico y control.