Resumen (continuación)
Es preciso entender la compleja relación molecular entre anfitriones, garrapatas y patógenos, utilizar la biología de sistemas y aplicar métodos de vacunómica para descubrir proteínas dotadas de la función biológica pertinente en la alimentación, reproducción, desarrollo y respuesta inmunitaria de la garrapata, la alteración de la inmunidad del anfitrión y la transmisión del patógeno, factores todos ellos que determinan el éxito de la garrapata y el patógeno. También serán necesarios tales métodos para caracterizar posibles antígenos protectores y para validar formulaciones de vacuna. Las vacunas contra garrapatas que tienen un efecto dual (sobre las infestaciones por el parásito y la transmisión de patógenos) podrían reducir a la vez las infestaciones por garrapatas y su capacidad para transmitir enfermedades a personas, animales y anfitriones que constituyan un reservorio. La elaboración de estrategias integradas de lucha contra las garrapatas, que incluyan el uso de vacunas y el de acaricidas sintéticos y botánicos, junto con la gestión de la farmacorresistencia y una labor pedagógica dirigida a los productores, debería redundar en un control duradero de las garrapatas y las enfermedades que transmiten.