Autores
O.B. Sutcliffe, G.G. Skellern, F. Araya, A. Cannavan, J.J. Sasanya, B. Dungu, F. van Gool, S. Münstermann & R.C. Mattioli

Resumen (continuación)

De ahí que se creara una alianza internacional formada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Federación Internacional de Sanidad Animal, la Global Alliance for Livestock Veterinary Medicines, la Universidad de Strathclyde y el Organismo Internacional de Energía Atómica (con apoyo esencial de la Organización Mundial de Sanidad Animal) destinada a elaborar normas de control y garantía de la calidad de los medicamentos tripanocidas, con el objetivo de transferir estos métodos a dos laboratorios de control del África subsahariana que pudieran ejercer de establecimientos de referencia para sus respectivas regiones. La labor de esta alianza internacional permitirá definir medidas para controlar los medicamentos tripanocidas falsificados o de calidad deficiente para el tratamiento de la infestación por tripanosomas. En el anexo a este artículo se ofrecen monografías sobre las sales aceturato de diminazeno (sinónimo: diaceturato de diminazeno), cloruro de clorhidrato de isometamidio y bromuro y cloruro de homidio y sus correspondientes formulaciones veterinarias. Los autores, sin embargo, desaconsejan el uso de bromuro y cloruro de homidio por sus demostradas propiedades mutagénicas en algunos modelos animales experimentales y sus presuntas propiedades cancerígenas.