Resumen (continuación)
Las pruebas ELISA resultaron negativas para las triquinelas. En el caso de las salmonelas y de Yersinia spp. hubo resultados tanto negativos como positivos. El análisis de los parámetros de gestión zootécnica de las explotaciones no deparó diferencias significativas, lo que llevó a incrementar el nivel de los valores umbral para salmonelas y yersinias con el fin de determinar las explotaciones con mayores problemas de higiene. Para ese análisis se utilizaron los aspectos observados en las necropsias que pudieran guardar relación con la ‘higiene de la explotación’. Se detectaron así tres explotaciones cuyas particulares decisiones zootécnicas podrían haber contribuido a la elevada carga de patógenos detectada con las pruebas ELISA. El estudio no permitió establecer una relación entre los resultados de análisis de laboratorio y los parámetros de gestión zootécnica de las explotaciones, evaluados a partir de un cuestionario de respuestas Sí/No, aunque es posible que se haya detectado un nexo a raíz de un trabajo complementario efectuado con la misma serie de datos.