Resumen (continuación)
En 2005, casi un siglo después del descubrimiento de Zammit, Malta quedó por fin libre de brucelosis.