Resumen
La idea de “buena gobernanza veterinaria” remite a la prestación de servicios veterinarios de carácter universal, dotados de financiación a largo plazo y prestados con eficacia (sin derroches ni redundancias), transparencia y sin posibilidad de fraude o corrupción. La buena gobernanza veterinaria es condición necesaria para un desarrollo económico sostenible, en la medida en que promueve la prestación eficaz de servicios y mejora el rendimiento general de los sistemas de sanidad animal. Los autores definen la gobernanza aplicada a los Servicios Veterinarios y propone un sistema para cuantificarla. Además, examina el papel de los Servicios Veterinarios y analiza los aspectos de gobernanza presentes en las herramientas de evaluación de la eficacia elaboradas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Esos instrumentos (la herramienta PVS y el análisis de brechas, de la OIE) sirven para analizar la eficacia de los Servicios Veterinarios en distintos países (herramienta armonizada) y a lo largo del tiempo (Proceso PVS). El autor demuestra la utilidad de la herramienta PVS de la OIE para cuantificar la gobernanza, aunque también señala dos de sus limitaciones: (i) la falta de indicadores de resultados claros, lo que dificulta una evaluación global de la eficacia de los Servicios Veterinarios; y (ii) la falta de medidas específicas para evaluar el grado de corrupción presente en los Servicios Veterinarios y hasta qué punto, dentro de un sistema de sanidad animal, se abunda en la exigencia de mejor gobernanza. El autor examina después los factores que alientan la corrupción y los instrumentos para evaluar el sentir general dentro de un país en relación con el buen gobierno y la corrupción. En el mismo orden de ideas, también presenta el concepto de “responsabilidad social”, que sirve para mejorar el nivel de transparencia y rendición de cuentas de las administraciones públicas, y explica cómo los mecanismos “de demanda” y los “de oferta” se complementan entre sí a la hora de mejorar la gobernanza en la prestación de servicios. Después profundiza en dos instrumentos concretos (los estudios de tarjetas de puntuación ciudadana y los mecanismos de atención de reclamaciones) que pueden aplicarse con gran amplitud y en muchos contextos, comprendido el de los Servicios Veterinarios. Otro aspecto capital para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas es el acceso a la información y la existencia de un debate sobre el grado idóneo de descentralización de los Servicios Veterinarios. El cumplimiento de las normas internacionales de la OIE por los Servicios Veterinarios contribuiría a mejorar la gobernanza y a obtener beneficios económicos gracias al incremento de la productividad animal, a la expansión del comercio y a una mayor seguridad alimentaria. También reportaría beneficios de salud pública, pues traería consigo una mejor higiene de los alimentos y una labor más eficaz de prevención y control de zoonosis.
 
Palabras clave
Cadena de mando – Corrupción – Descentralización – Eficacia – Exigencia de mejor gobernanza – Gobernanza – Mecanismo de atención de reclamaciones – Prestación de servicios – Rendición de cuentas – Responsabilidad social – Sector público – Servicios Veterinarios – Tarjeta de puntuación ciudadana.