Título
Evaluación de estrategias nacionales de lucha contra la influenza aviar altamente patógena y la influenza aviar levemente patógena de declaración obligatoria en aves de corral, haciendo hincapié en las vacunas y la vacunación
 
Resumen
Desde 1959 ha habido veintinueve epizootias distintas de influenza aviar altamente patógena (IAAP). La mayor de todas ellas fue la panzootia por el virus H5N1 que golpeó Asia, África y Europa Oriental y afectó a la población avícola de corral o salvaje de 63 países. La aplicación de programas de sacrificio sanitario se saldó con la erradicación de 24 de esas epizootias (y está cerca de llevar a idéntico desenlace la epizootia por el virus H5N2 que afecta actualmente a avestruces en Sudáfrica), pero en cuatro casos en que esa política no resultaba por sí sola lo bastante eficaz se practicaron vacunaciones para completar los programas de lucha. Entre 2002 y 2010 se administraron más de 113.000 millones de dosis de vacuna contra la influenza aviar (IA), para una población de aves de corral en situación de riesgo que, en el conjunto de los países, suponía en total más de 131.000 millones de ejemplares. A razón de dos o tres dosis por ejemplar en los 15 países vacunadores, la tasa de cobertura nacional de vacunación fue en promedio del 41,9% y la de cobertura mundial del 10,9% de toda la población de aves de corral. Los índices más elevados de cobertura nacional, de casi un 100%, se dieron en Hong Kong, y los más bajos, de alrededor del 0,01%, en Israel y los Países Bajos. De todas las vacunas contra la IA administradas, un 95,5% fueron vacunas inactivadas, y un 4,5% vacunas vivas de virus recombinantes. La mayoría de ellas se utilizaron durante la panzootia de IAAP por H5N1, concentradas, en más del 99%, en la República Popular de China, Egipto, Indonesia y Vietnam. En estos cuatro países se instituyó la vacunación después de que la IAAP por H5N1 cobrara carácter enzoótico en las aves domésticas, y la vacunación no resultó en infecciones enzoóticas. El uso de vacunas previno la infección clínica y mortalidad de pollos y en las zonas rurales protegió los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria durante los brotes de IAAP. En 2006 la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) decidió imponer la obligatoriedad de notificar la influenza aviar levemente patógena (IALP) porque ciertos virus H5 y H7 causantes de esa afección tenían la capacidad de mutar y provocar la IAAP. Se han comunicado menos brotes de IALP que de IAAP, y solamente seis países han recurrido a vacunaciones como parte de los programas de lucha, lo que significa que un 8,1% del total de vacunas fueron utilizadas contra las cepas H5 o H7, en comparación con un porcentaje de más del 91,9% de vacunas empleadas contra la IAAP. Hay seis países que han recurrido a la vacuna para controlar la IALP de declaración obligatoria, pero el grueso de las vacunaciones se ha concentrado en México, Guatemala, El Salvador e Italia. En países donde había IAAP y IALP de declaración obligatoria de carácter enzoótico, la elaboración y aplicación de estrategias de salida ha sido un proceso difícil.
 
Palabras clave
Aves de corral – Banco de vacunas – Enfermedad animal – Enfermedad aviar – Influenza aviar – Influenza aviar altamente patógena – Influenza aviar levemente patógena – Influenza aviar levemente patógena de declaración obligatoria – Inmunidad – Vacuna – Vacunación – Virus de la influenza aviar.