Ultima actualización : 22/04/2002

Estomatitis vesicular

 Etiología  Epidemiología  Diagnóstico  Prevención y profilaxis  Referencias 

ETIOLOGÍA

Clasificación del agente causal

Virus de la familia Rhabdoviridae, género Vesiculovirus

Principales serotipos: New Jersey, Indiana

Resistencia a la acción física y química

Temperatura: Inactivado a 58°C durante 30 min
pH: Estable entre pH 4,0 y 10,0
Productos químicos: Sensible al éter y otros disolventes orgánicos
Desinfectantes: Destruido por formalina (1%)
Supervivencia: Sobrevive durante largos períodos a temperaturas bajas


EPIDEMIOLOGÍA

  • Tasa de morbilidad variable, hasta 90% en un rebaño
  • Baja tasa de mortalidad

Huéspedes

  • Humanos (zoonosis menor)
  • Huéspedes domésticos: équidos, bóvidos, suidos
  • Huéspedes salvajes: venado de cola blanca y numerosas especies de pequeños mamíferos de los trópicos

Transmisión

  • Contaminación por vía transcutánea o a través de las mucosas
  • Transmisión por artrópodos (Phlebotomus, Aedes, etc.)

Variaciones estacionales: la estomatitis vesicular es más frecuente en la estación de lluvias en las zonas tropicales, aunque en algunos países también se registra durante la estación seca. Generalmente desaparece con las primeras heladas en las zonas templadas

Fuentes de virus

  • Saliva, exudado o epitelio de vesículas abiertas
  • Vectores
  • Suelo y plantas (sospechosas)

Distribución geográfica

La enfermedad se limita a las Américas. (Fue descrita en caballos en Francia en 1915 y 1917, y en Africa meridional en 1886 y 1887.)

Para más información sobre la distribución geográfica véanse los últimos números de Sanidad Animal Mundial, el Boletín de la OIE y Weekly and Monthly Epidemiological Report PANAFTOSA/OPS/ OMS


DIAGNÓSTICO

El período de incubación puede durar hasta 21 días

Diagnóstico clínico

La sintomatología es similar a la de la fiebre aftosa, con la cual se puede confundir fácilmente (pero los caballos son resistentes a la fiebre aftosa y susceptibles a la estomatitis vesicular)

  • Salivación excesiva
  • Vesículas blanquecinas elevadas o abiertas de distintos tamaños en la boca:
    • Caballos: superficie superior de la lengua, superficie de los labios y alrededor de los ollares, comisuras de la boca y encías
    • Bovinos: lengua, labios, encías, paladar y a veces hocico y alrededor de los ollares
    • Porcinos: hocico
  • Lesiones en los pies de los equinos y los ovinos no son excepcionales
  • Lesiones de los pezones en el ganado lechero
  • Las lesiones en los pies y la cojera son frecuentes en los cerdos
  • Recuperación en aproximadamente 2 semanas
  • Complicación: disminución de la producción y mastitis en el ganado lechero debido a infecciones secundarias, cojera en los caballos

Lesiones

Limitadas a los tejidos epitaliales de la boca, los pezones y los pies

Diagnóstico diferencial

Clínicamente indiferenciable

  • Fiebre aftosa
  • Enfermedad vesicular porcina
  • Exantema vesicular del cerdo

Otros diagnósticos diferenciales

  • Rinotraqueítis infecciosa bovina
  • Diarrea viral bovina
  • Lengua azul

Diagnóstico de laboratorio

Procedimientos

Identificación del agente

  • Aislamiento del virus: inoculación en huevos de gallina embrionados; ratones; sistemas de cultivos celulares (fibroblastos de pollito, riñón de cerdo, BHK-21, Vero); almohadilla plantar de los cobayos; caballos y bovinos; hocico de porcinos
  • Detección del antígeno viral por la prueba de fijación del complemento, ELISA o pruebas de neutralización en cultivos de tejidos, huevos de gallina embrionados o ratones lactantes

Pruebas serológicas

  • Neutralización viral
  • ELISA
  • Fijación del complemento
(pruebas prescritas en el Manual)


Muestras

Identificación del agente

  • Tejido epitelial que recubre las vesículas colocado en glicerol tamponado o congelado
  • Líquido vesicular tomado asépticamente y congelado

Pruebas serológicas

  • Sueros apareados tomados durante la fase aguda y la fase convaleciente
NB!!Los anticuerpos del suero alcanzan niveles altos pero se puede producir una reinfección. Se requieren precauciones especiales al enviar material perecedero en el que se sospecha la fiebre aftosa dentro de los países y entre ellos. Véase el Manual, Capítulo 1.4.


PREVENCIÓN Y PROFILAXIS

No hay tratamiento específico. Los antibióticos pueden impedir la infección secundaria de tejidos escoriados

Profilaxis sanitaria

Se deben restringir los desplazamientos de animales y efectuar rápidamente un diagnóstico de laboratorio. Los camiones y los fomites deben ser desinfectados

Profilaxis médica

Se han probado experimentalmente vacunas con virus inactivados y atenuados, pero aún no están disponibles en el mercado

NB!!La diferenciación respecto de la fiebre aftosa es muy importante


REFERENCIAS

[Principio]

última actualización: 22.04.2002
http://www.oie.int/

Copyright © 2002 OIE
Organización Mundial de Sanidad Animal
oie@oie.int