La profesión veterinaria no puede ignorar la creciente importancia económica, estética y cultural que ha ido cobrando la fauna salvaje en las últimas décadas. La transmisión bidireccional de enfermedades infecciosas entre la fauna salvaje y la doméstica, así como las consecuencias zoonóticas y la incidencia de las enfermedades de la fauna salvaje en las normas internacionales que rigen el comercio de animales domésticos y productos pecuarios, plantean a los científicos veterinarios grandes y continuas dificultades. Muchos países aplican costosos programas para lograr erradicar determinadas enfermedades en la fauna doméstica. La eventualidad de que un ciclo de infección pueda persistir en reservorios salvajes después de haberse conseguido el control de la enfermedad en la fauna doméstica es muy real, y ofrece sobrados motivos de inquietud a las autoridades veterinarias y a los conservadores de la fauna salvaje.

La gestión de las enfermedades de la fauna salvaje, además de plantear dificultades técnicas, suele ser motivo de controversias ecológicas cuando se trata de enfermedades endémicas o autóctonas. A menudo se considera que tales enfermedades forman parte de las numerosas presiones selectivas por las que el medio genera resistencia y capacidad de adaptación en las poblaciones. Sin embargo, la amenaza sanitaria que representan esas patologías para los animales domésticos, así como su potencial zoonótico, son temas que no cabe excluir del debate. La introducción en un ecosistema de una enfermedad o un parásito exóticos constituye otra amenaza que debería evitarse a toda costa. La identificación, la evaluación y la gestión de riesgos sanitarios son herramientas básicas para la práctica de un traslado responsable de animales salvajes.

Este número doble de la Revista científica y técnica de la OIE está dedicado a la detección, el diagnóstico y la gestión de las enfermedades infecciosas de los animales salvajes. Los especialistas de renombre que han contribuido a esta publicación ofrecen un amplio panorama de las problemáticas clave, los conceptos relevantes y las técnicas aplicables.

Para ofrecer al lector un mínimo de antecedentes, una serie de capítulos abordan varios aspectos concretos como el valor de la fauna salvaje, tanto en términos económicos como de conservación de especies, la reglamentación internacional en materia de movimiento y comercio de animales (destacando el papel de la OIE, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres [CITES] y la Unión Mundial para la Naturaleza [UICN]) o el uso de sistemas de información geográfica como instrumento epidemiológico.

Otros capítulos tratan de variados temas, como la vigilancia y el seguimiento epidemiológicos, la zona de contacto entre fauna salvaje y animales domésticos, las estrategias de gestión de enfermedades, las patologías emergentes de la fauna salvaje, el bio-terrorismo y la diversidad biológica, las enfermedades de animales salvajes de granja, y los estudios diagnósticos aplicables a la fauna salvaje.

Por último, una serie de artículos vienen dedicados a enfermedades específicas cuyo impacto en la fauna salvaje ha sido o sigue siendo considerable.