Resumen
1878 es la fecha que con mayor frecuencia se atribuye al primer brote registrado de la enfermedad debido a que ese año los investigadores comenzaron a diferenciar una infección de las aves de corral (que inicialmente se denominó peste aviar y, más tarde, influenza aviar altamente patógena) de otras patologías con una elevada tasa de mortalidad. Actualmente se ha demostrado que los virus de la enfermedad son producto de la mutación de los subtipos H5 o H7 del virus de la influenza aviar de baja patogenicidad en las aves de corral. Entre 1877 y 1958 se registraron varias epizootias provocadas por virus altamente patógenos en la mayoría de las regiones del mundo. Entre 1959 y 1995 se asistió a la aparición de 15 brotes de la infección, aunque las pérdidas fueron insignificantes. Pero entre 1996 y 2008 se produjeron, como mínimo, 11 focos, cuatro de los cuales afectaron a varios millones de aves. Los brotes más recientes se vieron eclipsados por la panzootia del subtipo H5N1 del virus que se propagó por todo Asia, se extendió hasta Europa y África, afectó a más de 60 países y provocó la pérdida de cientos de millones de aves. Todos los sectores avícolas se han visto afectados, pero los patos criados al aire libre con fines comerciales, los criaderos familiares de aves de corral, los mercados de aves vivas y los gallos de riña parecerían haber constituido un vector de propagación del virus particularmente importante. Si bien se ha estudiado exhaustivamente el papel de las aves silvestres, es probable que las aves de corral también sean vectores de la difusión de la enfermedad. Incluso si esos focos de H5N1 no hubieran tenido lugar, tres de los 10 brotes registrados entre 1995 y 2008 se recordarán como los más graves de la historia de la influenza aviar altamente patógena debido a las enormes cantidades de aves que murieron o debieron sacrificarse sistemáticamente.
 
Palabras clave
Definición – Foco – Historia – Influenza aviar – Nomenclatura – Virulencia – Virus de la influenza aviar altamente patógena.