Las enfermedades animales, incluidas las zoonosis, pueden influir negativamente en la economía, el medio ambiente, la sociedad y la salud pública. En la actualidad se piensa que más del 60% de las enfermedades humanas y más del 80% de los agentes que pueden ser utilizados con fines de terrorismo biológico son de origen animal. La aparición y propagación de enfermedades animales, incluidas las zoonosis, alcanzan hoy niveles sin precedentes, cosa que se atribuye al incremento de la ganadería intensiva, los viajes planetarios, la presión humana sobre los ecosistemas y las tensiones sociales.

Además, se examinan aquí los efectos que pueden tener los patógenos animales, incluidos agentes zoonóticos, desde el punto de vista de la economía, el malestar social, la seguridad alimentaria y la salud pública. Tras pasar revista a los dispositivos existentes para dar una respuesta internacional a un suceso biológico, se estudian los mecanismos vigentes de las Naciones Unidas para responder a una presunta utilización de agentes biológicos y también se presentan en este número los avances tecnológicos destinados a mejorar la vigilancia y pronta detección de enfermedades y la respuesta a ellas. Por último, se examinan sistemas destinados a reforzar la seguridad biológica y la resiliencia a escala mundial y se proponen métodos para asegurar la continuidad de tales sistemas.

Vol. 36 (2), agosto 2017, Trilingüe
ISBN 978-92-95108-31-8
21 x 29,7 cm, 347 págs.
Ref.: R36-2, Precio: 70 €