Resumen (continuación)
ii) ampliar los conceptos relativos a la salud para trascender los meros indicadores de enfermedad y dar cabida a la evaluación del impacto ecológico; iii) introducir en las áreas protegidas sistemas de seguimiento ecológico y epidemiológico para apoyar la ordenación de los espacios naturales y la vigilancia de las enfermedades de la fauna salvaje; y iv) forjar alianzas para lograr que los organismos que se dedican a temas de protección de la naturaleza, salud, desarrollo y bienestar animal trabajen conjuntamente para combatir las amenazas para la biodiversidad mundial que trae consigo el comercio internacional de animales salvajes y sus derivados.