Resumen (continuación)
La vigilancia coordinada en la interfaz entre personas y animales con fines de preparación para pandemias, determinación y reducción de riesgos y prevención de la enfermedad en su origen exige una labor concertada entre los profesionales de la salud humana, la sanidad animal y las ciencias ambientales. A veces, debido a la existencia de objetivos a corto plazo divergentes entre todas esas instancias, resulta difícil aplicar sobre el terreno los planteamientos de «Una sola salud». Para tener éxito en la empresa se requiere no solo esfuerzo, sino también confianza, respeto y entendimiento mutuos para lograr que se cumplan los objetivos a largo plazo sin que ello repercuta negativamente en la producción agrícola o la seguridad alimentaria.