Resumen
A menudo los países carecen de recursos para elaborar modelos epidemiológicos de las enfermedades animales, en cuyo caso resulta tentador utilizar un modelo creado en algún otro país. Sin embargo, a veces es necesario adaptar un modelo ya existente antes de poder aplicarlo debidamente en un país, región o contexto distintos de los que determinaron su concepción original. El proceso de adaptar un modelo presenta una serie de ventajas tanto para los creadores como para los usuarios del modelo en cuestión. Para sus creadores no sólo aporta información sobre la aplicabilidad del modelo, sino que también puede ser la ocasión de obtener datos para la validación operativa de algunos de sus componentes. Para los usuarios, supone la oportunidad de reflexionar en detalle sobre el proceso de transmisión de la infección, pasar revista a los datos existentes para la elaboración de modelos y familiarizarse con los principios de la modelización epidemiológica. Al contemplar la posibilidad de adaptar un modelo hay que tener en cuenta varios aspectos. Lo más importante es que los nuevos usuarios entiendan cabalmente las premisas y los fines que subyacen al modelo y puedan así valorar hasta qué punto son aplicables a su propia situación. El proceso de adaptación puede entrañar simplemente la modificación de los valores de los parámetros (por ejemplo, para representar mejor la demografía ganadera del país o la región) o requerir cambios más sustanciales (que exigen más personal y dedicación) en el código y los fundamentos teóricos del modelo. La adaptación será más sencilla cuando el modelo ofrezca una interfaz de fácil manejo y se acompañe de documentación accesible. Por otra parte, los modelos concebidos como un marco general en el que se inscriben de forma flexible los procesos infecciosos, la demografía ganadera y los contactos entre animales son buenos candidatos para proyectos de transferencia de tecnología, que generan relaciones de colaboración a largo plazo.
 
Palabras clave
Elaboración de modelos epidemiológicos – Transferencia de tecnología – Utilización de modelos.