Resumen
Las enfermedades se acompañan a menudo de signos clínicos debilitantes, trastornos o pérdidas de productividad en los animales y/o el ser humano, hecho que tiene graves consecuencias socioeconómicas. Ello explica la elevada prioridad que las autoridades sanitarias nacionales y las organizaciones internacionales otorgan a la selección de estrategias de lucha y a la erradicación de determinadas dolencias. Al elegir y aplicar una estrategia de control, un método eficaz para evaluar su eficacia pasa por la elaboración de modelos. Para poner de relieve la utilidad de los modelos a la hora de evaluar estrategias de control, los autores exponen varios ejemplos en detalle, entre ellos tres ejemplos de modelos de árboles de clasificación y regresión para evaluar y mejorar la detección precoz de las enfermedades: la fiebre del Nilo Occidental en équidos, la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) y enfermedades multifactoriales, tal como el síndrome de desabejamiento o colapso de las colmenas en los Estados Unidos. Además se examinan modelos de regresión para evaluar la práctica de pruebas intradérmicas y la eficacia de una campaña de sensibilización sobre la tuberculosis bovina (TB); modelos mecánicos para seguir los resultados de una estrategia de lucha contra la EEB; y modelos estadísticos nacionales para analizar la dinámica espacio-temporal de la TB y descubrir posibles factores de riesgo que podrían utilizarse para elegir más eficaz y selectivamente las medidas de vigilancia. La aplicación rigurosa de modelos exige un planteamiento interdisciplinar, más que multidisciplinar, con la asunción del menor número posible de premisas de partida.
 
Palabras clave
Elaboración de modelos – Enfermedad animal – Epidemiología – Estrategia de control – Evaluación.