Resumen
Los modelos de simulación de enfermedades pueden ser una herramienta útil para planificar la respuesta a la penetración de enfermedades exóticas, pues ofrecen un mecanismo rápido y barato para determinar las probables consecuencias de hipotéticos brotes y eventuales estrategias de lucha. Para utilizar esas herramientas eficazmente y con un alto grado de confianza los responsables de adoptar decisiones deben entender las simplificaciones y premisas que subyacen a la estructura de un modelo. El análisis de sensibilidad, proceso analítico que consiste en discernir cuáles son las variables de partida que en lo esencial van a determinar los resultados del modelo, es un proceso fundamental para adquirir tal comprensión. Los autores describen la aplicación al modelo estándar neozelandés de un análisis de sensibilidad basado en un muestreo. Dicho modelo consiste en un conjunto de parámetros definidos para el programa genérico InterSpread Plus con el fin de poder evaluar distintas hipótesis de brote epidémico de fiebre aftosa en Nueva Zelanda. Atendiendo a los resultados de 200 pases del modelo efectuados durante un periodo de simulación de 60 días, los parámetros con mayor influencia en el número predicho de explotaciones infectadas eran los relativos al movimiento de animales entre la explotación y el punto de venta y a la detección de la enfermedad durante la fase de vigilancia activa de la epidemia. Se obtuvieron asimismo unas pocas conclusiones contrarias al sentido común, lo que indica que se deben analizar más a fondo ciertos aspectos de la concepción, aplicación y/o parametrización del modelo. Un resultado posiblemente útil de esta labor sería la obtención de información que ayudara a agrupar o eliminar especificaciones del modelo carentes de influencia, lo que hasta cierto punto reduciría la complejidad global del modelo sin por ello reducir su grado de idoneidad.
 
Palabras clave
Análisis de sensibilidad – Elaboración de modelos – Epidemiología – Fiebre aftosa – Modelo de simulación de enfermedad – Modelo estándar neozelandés – Nueva Zelanda.