Resumen
Los modelos epidemiológicos pueden constituir una poderosa herramienta auxiliar para la elaboración de políticas zoosanitarias y la prevención y el control de enfermedades. Los modelos pueden ir desde simples y deterministas modelos matemáticos hasta complejas simulaciones estocásticas espacialmente explícitas o sistemas de ayuda a la adopción de decisiones. El planteamiento utilizado dependerá de la finalidad del estudio, de lo bien que se entienda la epidemiología de la enfermedad en cuestión, de la cantidad y calidad de los datos disponibles y del bagaje de quienes elaboren el modelo. Los modelos epidemiológicos se pueden clasificar en varias clases según el tratamiento que en ellos se dé a la variabilidad, el azar y la incertidumbre (deterministas o estocásticos), el tiempo (intervalos continuos o discretos), el espacio (no espaciales o espaciales) y la estructura de la población (homogénea o mezcla heterogénea). Gracias a la creciente sofisticación de los ordenadores, aunada a la comprensión cada vez más clara de lo importantes que son los elementos espaciales en la propagación de una enfermedad y la lucha contra ella, los modelos que integran un componente espacial vienen cobrando cada vez mayor peso en los estudios epidemiológicos. El uso de planteamientos multidisciplinares, que incorporan todo un repertorio de nuevas tecnologías, hace posible concebir modelos más sofisticados de las enfermedades animales. Los modelos epidemiológicos de nueva generación permiten estudiar una enfermedad teniendo en cuenta el contexto de infraestructuras físicas, económicas, tecnológicas, sanitarias, mediáticas y políticas. Para que resulten útiles a efectos de elaboración de políticas, los modelos deben estar adaptados a sus fines y haber pasado por un oportuno proceso de comprobación y validación. Ello supone tener la seguridad de que el modelo es una representación adecuada del sistema en estudio y de que sus resultados son lo bastante ajustados y precisos para la finalidad que se persigue. Por último, hay que señalar que los modelos no son sino una herramienta para prestar asesoramiento técnico, y no conviene utilizarlos sin tener en cuenta los datos de los estudios experimentales o realizados sobre el terreno.
 
Palabras clave
Enfermedad – Epidemiología – Modelo – Política – Principios – Simulación.